Electrolisis salina SPA...relajese y disfrute.

Disfrute del masaje, IDEGIS Spa cuida de usted

Sistemas de electrolisis salina auto-limpiantes para aplicaciones en spas y mini-piscinas de uso privado de hasta 20m³, por su reducido tamaño y grado de estanqueidad IP65, están especialmente concebidos para su incorporación en el interior de spas y mini-piscinas. Panel de control remoto con conexión mediante cable (5m.) integrado en serie.

Fácil instalación

Los sistemas de electrolisis salina de gama doméstica pueden instalarse en línea o by-pass en la tubería de salida principal, pero siempre después del filtro. En caso de que la célula se instale en by-pass, se deberá introducir una válvula que regule el caudal a través de la misma. La entrada y salida de la célula que contiene los electrodos permite la encoladura directa de tubería PVC de 63mm de diámetro. Si la tubería es de otro material, consulte a un distribuidor IDEGIS autorizado, especialmente si las conducciones son metálicas.

Sistemas autolimpiantes

Todos nuestros sistemas de electrolisis disponen de un sistema automático que previene la formación de incrustaciones calcáreas en la célula de electrolisis, lo cual garantiza un funcionamiento sin mantenimiento durante toda la vida útil del set de electrodos.

Antecedentes de la tecnología

La electrolisis de cloruro sódico (sal) para la fabricación de hipoclorito sódico "in-situ" es uno de los procesos eletroquímicos más antiguos de la industria química. La eletrogeneración in situ de disoluciones de hipoclorito sódico comenzó a tomar fuerzo con dos aplicaciones industriales, donde como materia prima se utilizaba el agua de mar (materia prima a coste cero). Uno de ellos era el tratamiento de los circuitos de refrigeración de las plantas eléctricas cercanas al mar y otra los circuitos de refrigeración de grandes buques transoceánicos (especialmente los que surcan aguas tropicales). En ambos casos, los circuitos quedaban a medio plazo colapsados por el crecimiento de algas, moluscos y otros organismos marinos. El mantenimiento de 1 a 10 ppm de hipoclorito en el circuito mediante la electrólisis salina de agua de mar evita de forma efectiva el crecimiento de estos organismos.